FashionKids, fundada por el venezolano Rubén Aular en el año 2006, se ha convertido en la cadena líder de peluquerías infantiles en España con 29 establecimientos presentes en gran parte del territorio nacional.

La marca, todo un referente en el sector de peluquerías para niños acaba de unirse al VCB con el objetivo de estrechar lazos en el ámbito empresarial. Y es que Rubén, fundador de este concepto tan innovador de peluquería para los más pequeños, tiene muchas cosas interesantes que compartir con todos nosotros dada su experiencia como emprendedor en España.

Emprender en España

Emprender no es tarea fácil. Nunca lo ha sido y menos aún, si lo hacemos fuera de nuestra zona de confort, de nuestro ámbito de acción. Muchos de los que llegamos a este país, hemos tomado la decisión de iniciar un proyecto empresarial, algunos por necesidad, otros por vocación. Después de 11 años de recorrido con FashionKids, me permito esbozar algunas recomendaciones para los que como yo, buscan su futuro profesional en tan noble (y complicada) actividad:

Invertir vs Emprender: No es lo mismo, debes tenerlo muy claro. La inversión supone el desembolso de una cantidad de dinero, con unas expectativas de rentabilidad. Se materializa a través de un vehículo. Punto. No es más. El emprendimiento, además de inversión, requiere una idea, un plan de negocios riguroso, la puesta en marcha de la idea y la gestión del día a día. Un buen inversor no es necesariamente un buen emprendedor. En definitiva, disponer de los recursos económicos para poner en marcha una idea no es para nada condición única para sacar provecho de dicha inversión.

España no es Venezuela, y Venezuela no es España: Vivimos en un mercado global, lo sé. Sin embargo, hay gustos, expectativas de rentabilidad, competidores, marcos regulatorios y un sinfín de factores que son exclusivos del mercado en el que vas a operar. Una idea que funciona en Venezuela no tiene necesariamente que funcionar aquí. No lo olvides. Dedica un tiempo a conocer, cuanto puedas, las reglas de juego del mercado en el que piensas operar.

La idea sin números, no vale nada: La mejor forma de contrastar tu idea de negocios es a través de un Business Plan bien formulado. Este ejercicio te obligará a considerar muchos factores que probablemente no hayas tenido en cuenta: estrategia de posicionamiento, estrategia de crecimiento, plan de marketing, cuentas previsionales, marco legal, etc. Mientras más tiempo dediques a esta tarea, menos riesgos encontrarás a la hora de emprender. Ponte serio. Te juegas tu dinero.

Conoce el entorno, entiende el mercado. Escucha, más que hablar: De tu idea de negocio, se van a enamorar unos cuantos. Escúchales, pero no creas todo lo que digan. Otros la tirarán por tierra. Escúchales, puede que te enseñen. Te creará confusión, pero si sabes utilizar toda esa información, saldrás fortalecido del proceso.

Rodéate de expertos: Busca ayuda profesional. España puede ofrecerte muchos recursos muy útiles a la hora de emprender (salvo financiación). Hay muchas organizaciones que pueden guiarte en el proceso. Incluso particulares. Con total seguridad, estas entidades o personas conocerán mucho mejor que tú la realidad del país y te aportarán una visión objetiva de tu idea. Recuerda, tú estarás enamorado, serás poco objetivo. No contrastes solo con venezolanos, pues probablemente compartirán tu mismo sesgo.

Cuestiona, cuestiona y cuestiona: Huye de losvendemotos”. No te fíes de las rentabilidades exorbitantes, ni de los retornos de inversión inmediatos. Esos negocios, en España, no existen. Si optas por emprender por medio de la franquicia, rodéate de marcas con experiencia y con una trayectoria contrastable. Pregunta, indaga.

Emprende como primera opción, no como la última: Termino como he comenzado: emprender no es cosa fácil. Es una tarea que requiere cabeza y mucho corazón. Y por supuesto, una vocación inagotable, que será la gasolina que te acompañará en los momentos difíciles y que te dará templanza para afrontar los éxitos.

Tomas