foto-cloud-1024x146

España hoy día se encuentra abierta al emprendimiento y a la creación de empresas como medida para apalear la llamada “crisis”; es por ello que la nueva Ley de apoyo a los emprendedores contempla los supuestos determinados en los que, por razones de interés económico, se facilita y agiliza la concesión de visados y autorizaciones de residencia, con el objeto de atraer la inversión al país.

Entre estos supuestos nos encontramos con el permiso de trabajo y residencia por cuenta propia, el cual está pensado para personas que quieran crear una empresa en España y dispongan de aproximadamente 100.000€ para invertir.

Una vez conseguido el permiso, el solicitante será el director de la compañía, deberá desarrollar su actividad conforme al plan de negocio para el que se le concedió el permiso y reportar beneficios a la economía española.

Este permiso de trabajo y residencia por cuenta propia sirve a los que quieran invertir en un negocio nuevo o en uno ya existente, como lo podría ser el caso de las franquicias o bien la adquisición de una empresa existente.

De igual forma, los familiares de la persona que haya obtenido este permiso, pueden obtener también permisos de residencia como familiares de aquellos con permiso de trabajo y residencia por cuenta propia. Con este permiso los familiares pueden vivir en España (solo residencia no permiso de trabajo) y los menores recibir educación pública.

La renovación de este tipo de permiso está garantizada mientras se demuestre la viabilidad de la empresa creada y que ésta se encuentra al corriente de los pagos obligatorios y sin deudas con hacienda y seguridad social.

Recordemos que “crisis” suele ser sinónimo de oportunidades, si sabemos aprovecharlas de manera efectiva.

Para más información relativa al permiso de trabajo y residencia por cuenta propia, no dude en escribirme.

Mariale Mikelson

Asesor Legal Bienvenido a Europa