share VBC Internacional | Maxmi, un dulce emprendimiento venezolano

Desde que tomó la decisión de emigrar de Venezuela Michele Pasquariello pensaba emprender, se mudó a España a finales del año 2015, cuando aterrizó en Barcelona con la firme idea de abrir una tienda de bombones, pero la vida lo llevó a convertirse en el distribuidor de los bombones de chocolate que su padre le traía de Italia.

Al escucharlo hablar, se percibe lo mucho que disfruta de su trabajo, en donde según nos cuenta ejecuta cada uno de los puestos según lo amerite la situación, haciendo las veces de caletero a gerente. En Veezuela, había estudiado Administración, carrera en la que se había desempeñado profesionalmente.

Tras varias conversaciones con la fábrica de bombones Maxtris para contactar con un distribuidor en España, le ofrecieron la oportunidad de ser distribuidor, debido a que no existía ninguno en territorio ibérico.

Es así como en febrero del 2016 nace Maxmi, su lanzamiento fue por la puerta grande tras participar en la 40º Feria Alimentaria, evento de gran importancia del sector agroalimentario a en el ámbito mundial.

Michele resalta que estos bombones se caracterizan por tener una gama de colores y acabados espectaculares, para él es lo primero que llama la atención del consumidor, pero luego de probarlos se quedan fascinados con los sabores y rellenos que ofrecen, que van desde los más tradicionales: frutos secos, licor, frutas deshidratadas (tropicales y mediterráneas), a otras combinaciones de sabores como cheese cake, y galleta, entre otros. Según su experiencia luego de probarlos es imposible dejar de comerlos.

Actualmente las ciudades donde tiene mayor presencia son Madrid y Barcelona, en tiendas aliadas en las que puedes comprar sus bombones a granel. Sin embargo, si deseas conocer sus productos y no te encuentras en estas ciudades puedes contactarlo a través de sus redes sociales, @maxmi.es en los perfiles de  Instagram, Facebook y Twitter; también por medio de su página web www.bombonesmaxmi.es.

Un valor agregado de esta marca es que cuenta con certificados que garantizan que estos bombones pueden comerlos las personas con intolerancias alimentarias a la lactosa y al gluten, además, tienen en su oferta un bombón especialmente fabricado para veganos, variedades endulzadas con estevia y otras 70% libres de azúcar, para así satisfacer no solo los paladares sino también las necesidades de diversidad de consumidores.

Daniela De Blois